Pan de arroz

By Carmen / 21 Mar 2019

Este es un pan diferente, con textura y sabor algo dulce que podrás hacer aprovechando arroz cocido que te haya quedado.


COMENSALES: 6
DIFICULTAD:
TIEMPO DE ELABORACIÓN: 2 horas y 45 minutos
Pan de molde, Recetas de aprovechamiento
Comparte la receta:
Enviar por correoComparte en FacebookTwitea en TwitterComparte en Google+Pin en Pinterest

INGREDIENTES

300 g de arroz cocido

300 ml de leche a 20º C

2 y 1/2 cucharaditas de levadura fresca demenuzada

80 ml de miel

500 g de harina de fuerza

1 y 1/2 cucharaditas de sal

 

ELABORACIÓN

1.- Mezcla en un bol el arroz, la leche, la levadura y la miel. En otro bol más grande, mezcla la harina y la sal.

2. Incorpora la mezcla liquida a la harina y mezcla hasta obtener una masa uniforme, ligera y pegajosa. Retira los restos de masa que se te han quedado pegados a las manos e incorpóralos a la masa del bol. tápalo y déjalo reposar  10 minutos.

3.- Unta con un poco de aceite la bancada o mesa y amasa 10 segundos terminando con la masa en forma de bola. Lava y seca el bol, y úntalo con un poco de aire. Vuelve a meter la masa en el bol y déjala reposar 10 minutos. Amasa de nuevo, terminando con la masa en forma de bola. Por último, deja la masa tapada en el bol durante una hora en un sitio templado.

4.- Unta con aceite y después espolvorea con harina, sacudiendo el exceso, un molde alargado de 31x 12 cm. y reserva. Mójate un poco las manos y estira la masa formando un rectángulo del ancho del molde. Enrolla sobre si mismo y coloca en el interior del molde con la unión de la masa hacia abajo. Tapa con un paño y deja de nuevo levar hasta que casi haya doblado su volumen.

5.- Precalienta el horno a 210º C . Espolvorea harina sobre el pan antes de meterlo al horno. Cuécelo durante 25 minutos, baja la temperatura a 190º C y continúa otros 20 minutos, o hasta que el pan se haya despegado de las paredes del molde y esté dorado. Sácalo del molde y deja que se enfríe en una rejilla.

Fuente: Hecho a mano, Dan Lepard

CONSEJOS: 

  • Una vez frio puedes cortarlo en rodajas y congelarlo.
  • Te recomiendo probarlo tostado  porque está especialmente rico y la miel le aporta un delicioso toque dulce, muy indicado para los desayunos.
  • Puedes realizar el amasado a máquina siguiendo los tiempos de reposo que te indico.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other