Panecillos con polish de yogur

By Carmen / 26 Nov 2017

Estos panecillos son unos de mis preferidos por su textura, miga y sabor. El polish de yogur le aporta un delicioso aroma a la masa y además hace que tengan una miga especialmente tierna.


COMENSALES: 6
DIFICULTAD:
TIEMPO DE ELABORACIÓN: 30 minutos + fermentacion
Panes varios
Comparte la receta:
Enviar por correoComparte en FacebookTwitea en TwitterComparte en Google+Pin en Pinterest

INGREDIENTES

Para hacer el polish de yogur griego:

100 g de harina de fuerza

100 g de yogur natural

5 g de levadura fresca

Entre 60 ml de agua

Para la masa de pan:

500 g de harina de fuerza

10 g de sal

225 ml de agua

5 g de levadura fresca

200 g de poolish de yogur

ELABORACIÓN

1. Elaboración del polis de yogur: Mezcla el agua con la levadura hasta que ésta última se disuelva. Añade el yogur y remueve. Después incorpora la harina e integra nuevamente hasta obtener una mezcla cremosa y sin grumos. Tapa el recipiente con un paño húmedo y déjalo fermentar durante 3 horas a temperatura ambiente o bien déjalo en la nevera hasta el día siguiente.

2. Elaboración de los panecillos: Pon la harina con la sal en un cuenco y haz un volcán en el centro. Añade el agua poco a poco hasta que la harina absorba el agua por completo. Incorpora el polish de yogur y sigue amasando. Agrega al final la levadura desmenuzada y amasa de nuevo durante unos minutos hasta integrar todos los ingredientes. Deja reposar la masa tapada con un paño durante 15 minutos.

3. Si quieres hacer panecillos pequeños, corta piezas de 50 g. Esta cantidad de masa te permitirá tener unos panes ideales para picoteos. Si en cambio quieres preparar panes más grandes, corta piezas de 100 gramos. Una vez divida la masa, forma con cada porción una bolita bien redonda y lisa. Colócalas en una bandeja de horno, dejando separación entre ellas ya que al fermentar aumentarán de volumen. Tápalas con un paño húmedo y déjalas fermentar durante 90 minutos en el lugar más cálido de la cocina.

4. Precalienta el horno a 250ºC y pon en su interior una pequella olla con agua. Antes de hornear los panecillos, hazles un corte con las tijeras ligeramente inclinada y mójalos sin miedo con un pulverizador de agua. Así quedarán blanditos por fuera. Cuece el pan durante unos 15 minutos o hasta que adquieran un ligero y bonito color dorado.

Consejo: Si quieres puedes hacer algunas barritas largas o espolvorear los panecillos con semillas. Una vez fríos, puedes congelarlos en bolsas herméticas.

* Esta receta es de Xavier Barriga. En todos sus libros podréis encontrar estupendas recetas de pan.