Marmitako

By Carmen / 10 Sep 2017

Este plato tradicional de cuchara, es delicioso y perfecto para una comida en familia. Una receta para mojar pan sin parar.


COMENSALES: 4
DIFICULTAD:
TIEMPO DE ELABORACIÓN: 35 minutos + fermentación
Sin gluten, Sin lactosa, Plato principal, Pescados
Comparte la receta:
Enviar por correoComparte en FacebookTwitea en TwitterComparte en Google+Pin en Pinterest

INGREDIENTES

4 Patatas nuevas grandes

2 rodajas grandes y gruesas de bonito fresco (unos 750 g)

La parte verde de dos puerros

3 tomates maduros grandes rallados sin piel o una lata de medio kilo de tomate natural triturado

1 cebolla tierna grande

2 ajos

Pimienta negra molida

1 hojita de laurel

Aceite de oliva

Pimentón de la Vera

Un poco de cayena

Sal

Unas ramitas de perejil fresco

ELABORACIÓN

1. Lavar bien la parte verde de dos puerros y cortarlos menudito. Proceder de igual forma con la cebolla y finalmente picar los ajos. Poner un chorro generoso de aceite y pochar el puerro, la cebolla y los ajos, añadir una cucharadita de pimentón de la Vera, un poquito de cayena y pimienta negra, a gusto de cada cuál, en función de que te guste más o menos picante. Remover bien. Añadir los tomates pelados y rallados, freír durante unos 10 minutos, más o menos, hasta conseguir un rico sofrito. Lavar y pelar las patatas, cascar o lo que es lo mismo cortar rompiéndolas para que suelten el almidón y nos quede una salsa más rica. No hagáis los trozos muy pequeños. Añadir las patatas cascadas, dar unas vueltas e incorporar agua hasta cubrirlas. Cocer durante unos 20-25 minutos hasta que la patata este blanda. Probar el punto de sal.

2. Limpiar las rodajas de bonito, retirar la espina central y las que pudiera tener, también la piel con un cuchillo afilado, pegando el filo del cuchillo a la piel, de esta forma sacaréis el pescado sin desperdiciar nada. Hecho esto cortar en trozos no muy pequeños, salpimentar el bonito y añadir los trozos al guiso, tapar la cazuela y apagar el fuego, retirar de los fogones. Con el propio calor del guiso se cocinará el bonito, de lo contrario nos quedaría muy seco.

3. Para rematar picar un poco de perejil freso y decorar el plato.

Sugerencias para degustar este plato:

Una barra de pan de buena miga para mojar el caldito.

Una copa de buen Albariño o Chacolí fresquito.

Centro de preferencias de privacidad

Necessary

Advertising

Analytics

Other