Ingredientes:

45 g de mantequilla

300 g de nubes blancas y rosas

180 g de arroz inflado de chocolate

Bolas de chocolate blanco y si queréis negro de las que van rellenas de galleta, que sean gorditas, las mías son del kiosco

Colorante alimentario líquido o en pasta de color rojo, negro y azul

Un poco de aceite o mantequilla para untar el molde

También necesitaréis un pincel no muy grueso.

Ojos ensangrentados

By Carmen | 09 Sep 2017

Comensales: 10
Elaboración: 45 minutos

Elaboración:

1. Derretir la mantequilla en una cazuela grande de base gruesa a fuego muy lento. Agregar las nubes y dejar que se hagan a fuego suave hasta que estén totalmente derretidas y fundidas, sin dejar de remover.

2. Retirar la cazuela del fuego y añadir inmediatamente los cereales, mezclándolos con suavidad hasta que estén bien cubiertos. Este paso hacerlo rápido porque las nubes como van enfriando hacen que la mezcla sea más complicada de mezclar.

3. Poner la mezcla en un molde engrasado. No os diré tamaño porque cada uno en casa tenemos el nuestro pero os debe quedar un grosor de poco más de un dedo. Apretar la mezcla tapando bien la base, sobre todo las esquinas. La masa en muy pegajosa, yo unte una espátula con aceite y fui apretando y nivelando. Aunque no hace falta que quede toda igual, quedará más horripilante cuando los colores de la masa se mezclen. Los colores queda muy similar a un cerebro

4. Los dejamos un rato, una media hora para que la masa ya no sea tan pegajosa. Con un cuchillo, señalamos sin llegar a cortar cuadrados para poner nuestros ojos más o menos centrados.

5. Cortamos las bolas de chocolate por la mitad con cuidado de no desmigarlas, si se agrietan un poco no pasa nada, más terroríficas. Ponemos media bola sobre cada cuadradito.

6. Ahora se trata de sacar al Miró que todos llevamos dentro. Pintamos la pupila poniendo un puntito negro, el iris lo podemos marcar en color azul, y luego hacemos las venitas rojas, cuantas más mejor. Así conseguiremos unos ojos bien sangrientos para Halloween.

7. Ahora dejamos secar durante unas 2-4 horas tapado con papel de aluminio. En este tiempo estarán secos seguro. Pasado este tiempo cortamos los cuadrados con un cuchillo afilado.

8. Podéis dejarlos de forma cuadrada o recortar cada cuadrado con un cortapastas redondo que sea de una medida similar o incluso un poco más grande para desperdiciar poco pastelito. Con los trocitos sobrantes, si no os los coméis sobre la marcha porque están de muerte, podéis aprovecharlos para decorar una tarta o unos cupcakes.

https://elpucheretedemari.com/ojos-ensangrentados/
© El Pucherete de Mari 2009 - 2021